¿Cómo nació BHUMI?


image

Tres años antes de empezar BHUMI había tenido un proceso un poco bastante radical, me volví radical en mi alimentación, radical en mi rutina, radical en mi forma de ser. Hoy siento que el radicalismo también puede desconectarte, lo que si, en su momento me ayudó mucho  a ver las cosas desde otra perspectiva. Cuando uno da un giro, un 180 grados, se empiezan a abrir puertas que no veíamos antes, empezamos a coger conciencia de cosas que ni siquiera las tomábamos en cuenta, algunas veces dolorosas pero muy necesarias para crecer.

En ese proceso me había vuelto vegana, deje todos los “malos” hábitos, pongo entre comillas porque ahora entiendo que nada es malo y nada es bueno, simplemente es. Me volvi hermitania, necesitaba mi tiempo sola, necesitaba encontrarme de alguna manera, estaba perdida. En ese momento vivía en Madrid y estudiaba arquitectura, esta es la mejor ciudad para estar sola si eso es lo que necesitas, me pasaba dias de dias sin ver a nadie, sin hablar con nadie. Fue un proceso hermoso, me dio mucha claridad.

Luego regrese a Quito, lista para enfrentar  un “terremoto” que estaba ocurriendo en mi familia,  un momento que de alguna manera me obligó a abrir todas mis antenas, conectarme con mi intuición y encontrar qué camino era el que quería tomar para salir adelante. No era un momento cualquiera, ya no quería seguir en la dinámica de hacer lo que a uno le toca para subsistir económicamente, ya quería romper ese patrón que me venía persiguiendo por mucho tiempo. Lo último que quería era trabajar como arquitecta, no me llenaba en lo más mínimo.

Regrese a ver este proceso que había vivido los últimos años y me di cuenta que podía ser hermoso ser una fuente para guiar a que las personas aprendan a alimentarse y a escuchar su cuerpo. Cuando me di cuenta que este era mi camino, como la vida es tan hermosa,  personas de mucha confianza empezaron a pedirme asesoría en la forma de alimentarse y también en encontrar maneras de desintoxicar, subir su energía, mejorar su digestión etc. Ahí empecé a hacer los jugos y mandar un plan de alimentación que acompañen a estos jugos para que las personas, durante la desintoxicación, puedan adoptar un estilo de vida a su dia a dia. Los jugos hacía en mi casa y luego salía corriendo todas las mañanas a dejar a las personas que querían probar sus planes de desintoxicación. Al comienzo era la juguera, la chica del delivery, la que mandaba los mails, contactaba a los clientes, cobraba, administraba etc. Poco a poco la voz se fue corriendo, empezaron a llegar un poco más de personas, casi todas mujeres y así empezamos a crecer.

Mientras Bhumi iba creciendo, me preguntaba mucho a mi misma que camino tomar para que esto no solo trabaje el cuerpo, sino conecte la mente y el alma; ya sabía que el cuerpo nunca está desconectado de los otros aspectos, y el sanar tu cuerpo calma tu mente; lo que si necesitaba era algo que me de claridad en como nunca separar estos 3 conceptos. Un buen día me llegó un correo de una formación de AYURVEDA. Había escuchado de este término algunas veces pero no sabía bien lo que era. Algo en mí me llevó hasta el Wah, que es donde iba a empezar esta formación, y algo dentro mio me animo a inscribirme. Cuando empecé, todo hizo sentido. En menos de 4 clases ya sabía que esta era la ciencia que iba a dar el camino a BHUMI y por aquí iba a nacer su filosofía.

Obviamente este curso me rompió todos mis esquemas. Me di cuenta lo identificada que estaba con el veganismo y cómo esto me hacía vivir desde el EGO, yo soy vegana. Hasta algo sano se puede volver un apego y puede volverse una trampa del EGO para creer que somos mejor. Me di cuenta que el mejor camino es conectarnos con nuestro cuerpo para conocer nuestra mente y así llegar a conectarnos con el ser. Solo un desarrollo de la conciencia y vivir el día a día en “awareness” te une al ser.

Poco después de empezar a dar los planes a personas cercanas, pensé  en crear una marca y me contacté con mi prima Lorena. Ella es una genia diseñadora gráfica y lo que le pedí es que pueda transmitir todo el amor que ponía en mis productos a través de la imagen. Al minuto Lorena captó la filosofía y todo lo que había atrás de cada producto y  juntas buscamos un nombre y un concepto definido para transmitir lo que ahora es BHUMI, healthy living. Nos asociamos y empezamos a poner toda nuestra energía para que BHUMI salga adelante.  Ella es quien se encarga de expresar el Amor que ponemos en los productos y toda la filosofía que hay detrás mediante la imagen de nuestra marca. Ha incorporado muchas tendencias saludables a su vida desde su alimentación hasta el ejercicio y la meditación.

Emilia, con experiencia gastronómica y la más dulcera del equipo, hizo una investigación inmensa sobre los dulces saludables y es la que se encarga de que cada producto sea lo que es y tenga una excelente calidad. Se ha ido relacionando cada vez más con los alimentos saludables que nos permiten hacer cosas deliciosas pero que a la vez aporten a nuestra sanidad.

Se unió Camila,quien nos ayudó a asentar la empresa y encaminarla como negocio. Ella ha tenido un contacto con la nutrición y el deporte durante muchos años. Siempre descubre nuevas maneras de estar equilibrada y de relacionarse con la comida y consigo misma. En realidad, ella hizo un cambio inmenso en su forma de vida hace 4 años y fue la que nos incentivó a todas.

Por último, se unió María, la que pone toda la energía en que cada producto pueda llegar en perfecto estado donde ti!

En BHUMI no solo te ofrecemos un plan DETOX, o una leche de almendras, o un masaje ayurvédico. Te invitamos a que a través de cada experiencia que tengas con nosotros abras las puertas un poquito más hacia una vida con conciencia!

 

Comentarios